Templarios en Kickstarter

 

Muchos de vosotros habréis jugado ya al conocido Palacio de Viana del cordobés Jesús Torres Castro. Se trata de un juego de mayorías ambientado en uno de los más famosos palacios de Córdoba y que fue editado recientemente tras haber sufrido algunos retrasos. Lo que quizá no todos sepáis es que el juego va a ser editado próximamente por Queen Games, con el tema cambiado y los componentes totalmente rediseñados. Esta nueva versión se titula Templar, y para financiar su publicación la editorial ha vuelto a recurrir, como ya hizo con el Amerigo de Stefan Feld, a la financiación colectiva a través de la plataforma Kickstarter.

 

 

Templar nos traslada a principios del siglo XIV, con la Orden del Temple prácticamente destruida por el monarca francés Felipe IV. Los jugadores encarnan a un grupo de templarios que deben esconder en una abadía los tesoros de la Orden para evitar que caigan en las manos del rey.

 

La abadía donde deberemos esconder los tesoros de la Orden.

 

El sistema de juego gira en torno a unas cartas con personajes que tienen los jugadores. Cada uno tiene un mazo igual, con los mismos personajes. Al comienzo de la ronda cada jugador selecciona un personaje de los que tiene disponibles. Tras esto, todos los jugadores revelan los personajes y llevan a cabo las acciones asociadas a cada uno.

 

Las nueve cartas de personajes de las que disponen los jugadores, y la de campanas, que les hace recuperar las que hayan descartado.

 

Dichas acciones pueden ser: recoger tesoros en el puerto, mover personajes, esconder tesoros en la abadía, mover a determinados personajes especiales (el prior, el abad y el espía del Rey) o abrir y cerrar puertas. Además de los jugadores, por el tablero se mueven estos personajes que hemos mencionado. El abad Remigius es el encargado de llevar el control de los tesoros que hay en la abadía, otorgando puntos de victoria a los jugadores por los tesoros guardados en cada habitación que visite. El prior Severus, por el contrario, no es templario y los jugadores no pueden confiar en el, por lo que no se pueden esconder ni transportar tesoros en su presencia. Finalmente, Vitus es un espía que controla al abad, lo sigue y evita que se mueva a ciertas habitaciones.

 

El tablero del que obtendrán los tesoros a guardar en la abadía.

 

El aspecto gráfico del juego es espectacular, aunque tratándose de Queen Games no creemos que nadie se sorprenda por ello. Aún no tenemos imágenes finales de los componentes, pero podemos esperar que serán, como de costumbre, de muy buena calidad. Quien quiera añadir este nuevo lanzamiento a su colección puede hacerlo mediante una aportación a la campaña de Kickstarter que comenzó ayer mismo. Estaremos muy atentos a este proyecto, e informaremos de cualquier novedad al respecto.