Finaliza el I Torneo de Crokinole Malacitano

 

 

Hace ya unos meses, llevados por la pasión despertada por el juego entre nuestros socios, pusimos en marcha un campeonato de Crokinole en dos modalidades: individual y por parejas. La competición se ha prolongado en el tiempo un poco más de lo que deseábamos, ya que las obligaciones laborales, familiares o de estudios de unos y otros han hecho difícil en ocasiones la celebración de algunas partidas, al no poder coincidir los jugadores en torno al tablero por diversas circunstancias personales de cada uno.

 

 

Poco a poco, sin dejarlo en ningún momento, el torneo ha ido avanzando. Hemos visto exhibiciones de buen juego en unas ocasiones y pifias importantes en otras. Algunos de los aspirantes al premio han demostrado tener auténtica madera de campeones de Crokinole, mientras otros nos conformamos con participar y divertirnos. Siempre, eso sí, ha habido buen ambiente, deportividad, diversión y emoción en los encuentros.

 

 

La semana pasada, por fin, tuvieron lugar las finales tanto de la modalidad por parejas como la de individuales. Ambas se celebraron en Play Planet, con una audiencia ansiosa por ver si los favoritos, Pablo y Cristóbal, se hacían con el premio o había alguna sorpresa. No la hubo, y finalmente se alzaron con la victoria quienes todos sospechábamos que la iban a conseguir, llevándose con ello el premio que había entregado el patrocinador del torneo Juegos de Mesa Top: dos copias de Polis: Fight for the Hegemony, de Asylum Games.

 

 

La final del torneo en su modalidad de individuales tenía a la pareja ganadora de la otra modalidad enfrentada entre sí, dejando su lado su estrecha colaboración y su victoria como equipo para medirse frente a frente en el tablero de Crokinole. Finalmente fue Cristóbal el que hizo valer sus horas de entrenamiento haciéndose con el título de campeón.

 

 

Solo queda agradecer a Juegos de Mesa Top el apoyo mostrado y los premios aportados, y a los participantes su entrega, deportividad y ganas de jugar y pasarlo bien. ¡Hasta el próximo torneo!